IMG_4708
10 septiembre, 2017

Respirar el Cristal

Deja un comentario (0)

Este ejercicio sirve para apaciguar la mente, las emociones turbulentas, las confusiones, los estados de estrés o tranquilizarse en momentos en que hay que tomar decisiones.

Este ejercicio es muy simple. lo puedes hacer en cualquier lado: en el tren, colectivo, etc.

-Ponte cómodo, respira profundamente cinco veces.

-Procura que cada vez la respiración sea más lenta y prolongada. Inhalación y exhalación que sean iguales. toma aire de nuevo y exhala lo viejo.

-Ahora, sostén el cristal en tu mano, la que sientas mas sensitiva.

-Observa tu cristal detenidamente, aún cuando creas conocerlo como la palma de tu mano.

-Deja que se graben en tu retina, el color, la forma, la textura, su interior, sus diseños.

-¿Que es lo que más te llama la atención de tu cristal en ese momento? una vez que lo tienes claro qué fue lo que más te llamó la atención, cierra tus ojos y continúa respirando largo y profundo, incorporando ese aspecto llamativo de tu cristal.

-Respira como mínimo diez veces hasta ir incorporando su energía con una intención clara. deja que el cristal se funda en tu mano. si sientes que se mete dentro de ti, sigue respirando y deja que se ilumine por dentro. cuanto más respires tu cristal, mas energía cristalina vas a absorber y más claridad vas a obtener.

-Si puedes permanecer más tiempo, sigue respirando; traslada la situación que sientes desarmonizada al cristal y pídele que la irradie de energía. que te permita ver qué hay por detrás de esa situación, para tu comprensión y aprendizaje.

Meditación extraída del libro de Alejandra Salatino. “La sabiduría de los cristales”.
curso gemo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *